Industria del Chocolate, Peru

Comer chocolate es como tomar un buen whisky

Luis Salomón dirige desde hace dos años Industria del Chocolate EIRL. en Lima, Perú, donde se produce uno de los chocolates más finos del mercado junto a su aliada, la SmartChoc de Bühler.

En la puerta de la máquina, el festival de sabores está por dar inicio y el azúcar aguarda impaciente su turno para ingresar. Sin embargo, tiene que esperar a su pareja de honor, la manteca de cacao, que llega tarde pero a sabiendas de que lo bueno siempre se hace esperar. Al encontrarse, ambas se dan la mano, se funden en un abrazo y se entregan al intenso conchado que se realiza en la moderna SmartChoc de Bühler.

Así comienza el meticuloso proceso de uno de los mayores placeres de la vida: el chocolate. “En Perú, tenemos uno de los mejores cacaos del mundo; por eso, merece ser procesado con la mejor maquinaria del mundo: la SmartChoc de Bühler”, dice Luis Salomón, gerente general de Industria del Chocolate y un economista que vio en este placer culposo disfrazado de marrón brillante la oportunidad de satisfacer las necesidades de una industria que urge de los más altos estándares de calidad.

“Para mí, comer chocolate es como tomar un buen whisky. Es una travesura, una forma de engreírme. Hay todo un proceso satisfactorio en sacarlo del empaque, probarlo, suavizarlo con los dientes y dejar que se derrita lentamente en la boca mientras disfruto de su sabor”, señala. Hoy en día, su pasión chocolatera se ve materializada en una planta de 1500 metros cuadrados con capacidad instalada para 180 toneladas de chocolate al mes ubicada en Huachipa (al Este de la ciudad de Lima, Perú) donde se procesan los mejores cacaos del mundo con la innovadora tecnología de Bühler. 

Industria del Chocolate inició operaciones en el 2017 y en sólo dos años se ha consolidado como una de las compañías con mayor proyección en la fabricación de chocolates, chispas de chocolate y sucedáneos para la industria alimentaria. Luis Salomón no solo se enorgullece de los rápidos resultados obtenidos por la empresa, sino también por la inversión más importante de su empresa: la máquina SmartChoc de Bühler, que automáticamente se convirtió en el más importante aliado de su negocio.

Para mí, comer chocolate es como tomar un buen whisky. Es una travesura, una forma de engreírme. Hay todo un proceso satisfactorio en sacarlo del empaque, probarlo, suavizarlo con los dientes y dejar que se derrita lentamente en la boca mientras disfruto de su sabor.

Luis Salomón, gerente general de Industria del Chocolate

Valores de familia

La visión empresarial de Luis Salomón siempre fue compartida con sus tres hijos de 18, 17 y 11 años, quienes ayudaron a su padre en el concepto, el logotipo y el diseño de empaques de la línea de productos que ofrece Industria del Chocolate.

“Yo tengo ideas que pueden ser muy tradicionales o conservadoras, así que ellos le dan un aire fresco a mi producto y me han dado una visión actual de lo el mercado demanda: qué quieren, qué no quieren o cómo les gustaría un empaque. Todo ese talento significa un aporte importante que he sabido capitalizar”, resalta Luis.

Yo tengo ideas que pueden ser muy tradicionales o conservadoras, así que ellos le dan un aire fresco a mi producto y me han dado una visión actual de lo el mercado demanda.

Luis Salomón, gerente general de Industria del Chocolate

Además de inculcarles a sus hijos la pasión por el chocolate, Luis pregona con el ejemplo la responsabilidad social. Desde que inició operaciones, él entendió que la mejor forma de generar clientela era dinamizando la industria chocolatera no solo de grandes compañías, sino a nivel familiar. Hasta el momento, Industria del Chocolate ha ofrecido talleres gratuitos de chocolatería a más de 3000 personas, las cuales han aprendido a conocer la calidad óptima del chocolate y a iniciar un negocio desde la comodidad de su hogar.

Technología al detalle

Para que el chocolate de Industria del Chocolate sea tan fino, es importante echar un vistazo por el lugar donde se da inicio a la magia: la SmartChoc de Bühler y su línea de equipamiento que hacen del arte chocolatero, un verdadero festival.

Primero, la masa de cacao, el azúcar y la leche en polvo, hacen su primer encuentro en la sofisticada ELK Light Conche, una concha especial que se encarga de condensar la masa de cacao, eliminar aromas indeseados, humedad, y acidez, y reducir la viscosidad. Una vez realizado este proceso, se le agrega al compuesto la manteca y la lecitina, para obtener una pasta homogénea de sabor intenso.

Esta pasta es bombeada al Cenomic, un molino de bolas horizontal que se encargará de moler cada partícula hasta su mínima expresión. Sin embargo, para lograr la perfecta finura, la pasta de cacao es nuevamente homogenizada en la moderna mezcladora ShearMix, donde el potente eje y los espirales de esta máquina evitarán la sedimentación de nuestra pasta.

La pasta de cacao debe pasar por estas diferentes máquinas varias veces de manera constante y recirculado hasta que todas las partículas de los ingredientes no excedan las 20 micras. Sin embargo, el mismo operario puede programar la máquina para conseguir el nivel de finura deseado. Como resultado de este proceso, tendremos una amalgama de sabores listos para hipnotizar paladares y remorder conciencias.

Además, mientras la masa recircula entre el Cenomic y el ShearMix, la producción puede continuar desde el paso uno. Así se optimizan tiempos y se acelera la producción, permitiendo dar inicio a un nuevo lote de producción paralelo y mantener a tope el funcionamiento de la máquina con una producción continua.

“Estamos más que satisfechos con los equipos de Bühler. La SmartChoc es de altísima tecnología, cuida cada parte del proceso de forma automatizada para que no se desperdicie ni un solo gramo de nuestra producción. Esto nos permite ser eficientes en el proceso debido a su fácil manejo: nuestros operarios solo colocan las recetas y la SmartChoc se encarga de hacer el resto”, recalca Luis Salomón.

Un mercado desatendido

Perú es relativamente nuevo en el mercado internacional del cacao, exportando aproximadamente 85 mil toneladas durante el 2018. El país tiene una larga historia de producción de cacao para los mercados locales y ha experimentado un fuerte aumento de la producción en los últimos años. Aunque sigue siendo pequeño en comparación con países como Costa de Marfil o Ghana, Perú podría desempeñar un papel más importante en el mercado de cacao en el futuro.

“Así como el Perú vive un boom gastronómico, lo mismo sucede con la repostería. Mis clientes tienen la necesidad de una materia prima fina a precios razonables y eso da pie a iniciar una industria chocolatera de calidad”, menciona Luis Salomón. “El detalle es que actualmente los equipos con los que se procesa el cacao, en su mayoría, son bastante rudimentarios y artesanales. Esto hace que comunidades  productoras de cacao que son reconocidas en el mundo por la calidad de su cacao pierdan mucho valor debido a un indebido procesamiento”, añade.

El conocimiento previo que tenía de la marca, el tamaño de la SmartChoc que es el ideal para una empresa joven, y la excelente calidad del producto final que me permite competir a nivel internacional y estar a la altura de cualquier otro chocolate, son solo algunos de los factores para decidirme en comprar una maquinaria Bühler.

Luis Salomón, gerente general de Industria del Chocolate

test

Para llegar al mercado extranjero con un chocolate de calidad Premium, Industria del Chocolate encontró en Bühler el mejor aliado estratégico: “El conocimiento previo que tenía de la marca, el tamaño de la SmartChoc que es el ideal para una empresa joven, y la excelente calidad del producto final que me permite competir a nivel internacional y estar a la altura de cualquier otro chocolate, son solo algunos de los factores para decidirme en comprar una maquinaria Bühler”, resalta Luis.

Si uno de los mejores cacaos del mundo está en Perú y una de las mejores tecnologías para procesarlo llega de Suiza. Entonces, ¿qué pretextos existen para no permitir que ambas se conozcan? Como las grandes amistades que prevalecen en el tiempo, Bühler ha encontrado en América Latina al socio perfecto que está comprometido a lograr que el chocolate peruano sea reconocido dentro de los más altos estándares de la industria chocolatera: "Es necesario aprovechar el excelente Cacao Peruano para producir un excelente chocolate peruano".

Content Block

¿Cómo podemos ayudar?


+41 71 955 11 11

media.relations@buhlergroup.com

Gupfenstrasse 5
Uzwil
9240
Suiza